Inicio
Quienes Somos
Contacto
Recursos Virtuales
WebMail
Descarga este boletín completo
En este número

EDITORIAL

EL SEBIP Y EL MES DE LA BIBLIA - San Pablo: su vida y su obra

PABLO Y LAS MUJERES

LOS APORTES TEOLOGICOS DE SAN PABLO AL CRISTIANISMO

ENSEÑANZAS DE PABLOPARA EL SIBLO XXI

Números Aire de Dios
Aire de Dios Número 28
Aire de Dios Número 27
Aire de Dios Número 26
Aire de Dios Número 25
Aire de Dios Número 24
Aire de Dios Número 23
Aire de Dios Número 22
Aire de Dios Número 21
Aire de Dios Número 20
Aire de Dios Número 18-19
Aire de Dios Número 17
Aire de Dios Número 16
Aire de Dios Número 15
Aire de Dios Número 14
Aire de Dios Número 13
Aire de Dios Número 12
Aire de Dios Número 11
Aire de Dios Número 10
Aire de Dios 11


EDITORIAL

Durante el mes de la Biblia Septiembre le SEBIP ofreció las “Jornadas de Estudio y Reflexión Bíblica” que se desarrollaron en el Museo de San Francisco durante todos los sábados del mes.

Pedimos disculpas a nuestros lectores por presentarles este boletín con casi un mes de retraso. Fuerzas ajenas a nuestro colectivo nos han hecho retrasarnos en la entrega mensual del “Aire de Dios” al que todos están habituados. Agradecer las cartas de “reclamo” por la ausencia. Creemos que no es tarde el mensaje que tenemos en este número 11.

Las Jornadas estuvieron centradas en Pablo apóstol de Jesucristo, quisimos recoger algunos aspectos generales en este año jubilar, es por eso que Virginia Quezada nos ofreció la primera semana una introducción sobre “Pablo su vida y su obra” para tener una base para acercarnos a Pablo.

La segunda semana Sofía Chipana abordo un tema complicado en la teología paulina nos habló de “Pablo y las mujeres” partiendo del contexto de las comunidades de Pablo nos introduce al oikos, para hablarnos del papel de las mujeres cristianas en las primeras comunidades. Presenta la triada patriarcal (esposa, hija, esclava). Con un paseo por los textos paulinos nos presenta a mujeres de fe, mujeres animadoras de las comunidades y sus trabajos.

La tercera semana, Nelson Cabrera nos acerca a la reflexión bíblico teológica, con los “aportes teológicos de Pablo al cristianismo”, se hablo de la salvación a través de la obra de Cristo, de la justificación por la fe. Trabajo el principio que como cristianos somos partícipes de la nueva creación.

La cuarta semana Pinky Riva presentó los aportes del apóstol Pablo para este siglo XXI a partir de reconocer a Pablo como un humano y no como súper Pablo, como elementos para reflexionar este siglo propone releer los mensajes de esperanza de la teología paulina entre los que resalta la cruz acompañada íntimamente de la resurrección. Trabaja también el texto de Gálatas 3,28 como texto clave pata trabajar la diversidad y la inclusividad.

Esperamos como siempre que nuestro trabajo les ayude en la reflexión de La Palabra, que lo socialicen y nos hagan saber sus reacciones al mismo.

Tecla





Por segundo año consecutivo, el SEBIP (Servicio Bíblico Permanente) con sede en la ciudad de La Paz – Bolivia, ha llevado a cabo el trabajo de entregar al pueblo de Dios, hombres y mujeres cristianos y cristianas, de manera fácil y sencilla el mensaje de la Biblia.

Para este año acordamos reflejar la vida de Pablo como un paradigma cristiano digno de ser tomado en cuenta en el quehacer cotidiano nuestro.

El reto que se me planteo fue el de trabajar como punto de partida y de introducción a un ciclo de 4 ponencias la vida y obra de San Pablo; algo realmente ambicioso si se toma en cuenta que se tienen solo 3 horas para poder transmitir determinados insumos vitales para comprender la misma.

Así que de ese modo, y con montones de apuntes guardados, en hojas ya amarillas por el tiempo fruto de largas horas de estudio, además de nuevas lecturas y de algunas páginas interesantes en el internet y sobre todo de la fuente primaria que es la Biblia misma, decidí trabajar un producto que refleje mi interés por este tema, pero que a la vez intente cautivar a mis oyentes en la línea de una enseñanza dinámica y sobre todo práctica.

Lo que brindo a continuación es la ficha técnica con la que trabaje esa jornada, sé que es solo un bosquejo, y es que como les dije, el material proviene de muchas fuentes y no quisiera presentar algo que huela o genere la suspicacia de un plagio. Quien sabe un día y con el tiempo me anime a escribir un material propio que de seguro sirva a personas sencillas que deseen con el corazón aproximarse a las Escrituras, tratando de aprender y no de enseñar.

Mientras tanto me quiero despedir de ustedes haciendo mención a un hermoso pasaje de San Pablo en su epístola a los Romanos: ¿Quién nos podrá separar del amor de Cristo? ¿El sufrimiento, o las dificultades, o la persecución, o el hambre, o la falta de ropa, o el peligro, o la muerte? Como dice la Escritura:”

Si ustedes desean hacerme alguna consulta o sugerencia pueden hacerlo a través de mi correo electrónico viqueva@hotmail.com.

Muchas Gracias!

Virginia Quezada Valda



INTRODUCCIÓN

Por mucho tiempo las mujeres nos acercamos a Pablo con cierta resistencia, porque nos parecía tan desconcertante y duro percibir en algunos escritos la fuerte resistencia frente a la voz inquietante de las mujeres y a sus figuras, aunque por otra parte, muchos de sus escritos hacen mención de muchas mujeres misioneras, colaboradoras, diaconas, animadoras y ancianas.

Pero, gracias a las nuevas investigaciones de los escritos paulinos que atribuyen sólo siete cartas a Pablo se nos abre una gran luz. Pues las y los invitamos a recorrer la vida de las mujeres en las comunidades cristianas acompañadas por Pablo y por las mismas mujeres.

1. CONTEXTO DE LAS COMUNIDADES PAULINAS

La misión del círculo paulino tuvo, de principio a fin, el carácter de un movimiento urbano. Las ciudades donde se formó el cristianismo paulino eran muy pequeñas en comparación con nuestras grandes ciudades y toda su tecnología, y de gran explosión demográfica.

Habitantes: romanos, griegos, extranjeros, y judíos, de diferente status social (esclavas/os, señores, señoras, comerciantes, artesanos/as).

¿Dónde y cómo se introdujo el cristianismo en las ciudades?

Las familias y las casas de ciertas personas aparecen como puntos despegue, y las conexiones de tipo artesanal y comercial parecen haber revestido importancia.

A las familias, no se la define primariamente por el parentesco, sino por las relaciones de dependencia y subordinación. El cabeza de una casa propietaria de bienes era así responsable -y recababa un cierto grado de obediencia-, no sólo de su familia directa, sino de sus esclavos, ex esclavos (que pasaban a ser clientes), operarios, asalariados y, a veces, de socios o arrendatarios.

Entre esta familia y otras había eslabones de parentesco y de amistad, que implicaban a menudo obligaciones y expectativas. Por ejemplo, en la vivencia religiosa, se aceptaba ordinariamente que los miembros subordinados de una familia, particularmente los miembros serviles, compartieran la religión del señor.

En las ciudades griegas y romanas había una forma adicional de relaciones sociales que era muy importante:

• la asociación voluntaria, por ejemplo los clubes romanos, donde se promovía la convivencia, a su vez ofrecía la posibilidad de sentirse importante en su propia república.
• Las asociaciones laborales comerciales y profesionales revestían especial importancia en Roma, estos grupos denominados gremios, fueron simplemente asociaciones sociales donde compartían, sin relación alguna con las actividades laborales de sus miembros.

2. LAS MUJERES Y EL OIKOS (CASA) EN LA SOCIEDAD GRECO-ROMANA

? Condición de las mujeres en la sociedad greco-romana

A pesar del sistema dominante que justificaba desigualdades e injusticias sociales, quediscriminaban a las mujeres, en la realidad cotidiana hubo oportunidad para que las mujeres fueran rompiendo estos esquemas: ellas participaban en actividades empresariales, y el oikos (casa) permitía relaciones y redes de casas y asociaciones que favorecían la reciprocidad entre hombres y mujeres. Podemos decir que en la sociedad greco-romana del siglo I las mujeres actuaban con cierta libertad a pesar del énfasis de la ideología dominante patriarcal.

El oikos no es exactamente la esfera de la vida privada en el N.T., la casa es más bien un lugar social. Este carácter público del oikos posibilitó la participación y el liderazgo de las mujeres en la primitiva iglesia.

Schüssler plantea que al rehusar el movimiento cristiano la división entre los sexos y la dominación patriarcal, ayudó a romper la rígida separación entre la esfera pública y privada, y por ende el patriarcalismo. Esto favoreció la emancipación política y cultural de las mujeres.

3. LAS MUJERES CRISTIANAS EN LAS COMUNIDADES CRISTIANAS DE PABLO

Cuando nos acercamos a Pablo y a la tradición post Paulina, se puede evidenciar dos corrientes en relación con las mujeres:

Corriente que apunta a la igualdad, en las siete cartas consideradas de Pablo: 1 Tesalonicenses, Gálatas, 1 y 2 Corintios, Filipenses, Filemón y Romanos, no se halla el esquema patriarcal, parece que la intención de Pablo es forjar comunidades inclusivas.

Gal 3:28 “Ya no importa ser judío o griego, esclavo o libre, varón y mujer; porque todos ustedes son uno en Cristo”.

• es una fórmula bautismal (v. 27 “ya que al unirse a Cristo en el bautismo, han quedado revestidos de Cristo”).
• ser miembro no depende de la circuncisión, sino del bautismo (6: 15 “de nada vales estar o no circuncidados; lo que sí vale es el haber sido creados de nuevo”).
• mujer y varón, hecha/o a imagen de dios, bautizada/o en Cristo (v. 26 “pues por la fe en Cristo Jesús todos ustedes son hijos de Dios”).
• en la comunidad cristiana las diferencias no tienen importancia: todas/os son iguales.

2Cor 5:17 (Gal 6:15)

“Por lo tanto, el que está unido a Cristo es una nueva creación. Las cosas viejas ya pasaron; se convirtieron en algo nuevo”.

1Cor 7: 3 – 5

“Y tanto el esposo como la esposa deben cumplir con los deberes propios del matrimonio. Ni la esposa es dueña de su propio cuerpo, puesto que pertenece a su esposo, ni el esposo es dueño de su propio cuero, puesto que pertenece a su esposa.

No se nieguen el uno al otro, a no ser que se pongan de acuerdo en no juntarse por algún tiempo para dedicarse a la oración. Después deberán volver a juntarse; no sea que, por no poder dominarse, Satanás los haga pecar”.

1Cor 7:12 – 13. 14. 16; 11: 11 – 12

“…si la mujer de algún hermano no es creyente pero está de acuerdo en seguir viviendo con él, el hermano no debe divorciarse de ella (7:12).

“Y si una mujer creyente está casada con un hombre no creyente que está de acuerdo en seguir viviendo con ella, no deberá divorciarse de él” (7.13).

“Pues el esposo no creyente queda santificado por su unión con una mujer creyente; y la mujer no creyente queda santificada por su unión con un esposo creyente” (7:14).

“Ahora bien, si el esposo o la esposa no creyentes insten en separarse, que lo hagan. En estos casos, el hermano o la hermana quedan en libertad, porque Dios los ha llamado a ustedes a vivir en paz. ¿Estás segura tú, mujer, de que vas a salvar a tu esposo? Y tú, marido, ¿estás seguro de que podrás salvar a tu esposa?” (7: 15 – 16).

¡Esto es un detonante! Frente a la estructura.

Corriente patriarcal: de algún modo se vale de los modelos patriarcales de la familia, en los que el varón era siempre superior a la mujer, como los padres a los hijos y los amos a los esclavos, encontraban un firme apoyo en la ley y en las costumbres moralistas. Esto lo podemos encontrar sobre todo en la tradición post Paulina, es decir no moverá el sistema pero forjará lo que Gerd Theissen llama el “patriarcado del amor”.

Col 3:11

“Ya no tiene importancia el ser griego o judío, el estar circuncidado o no estarlo, el ser extranjero, inculto, esclavo o libre, sino que Cristo es todo y está en todos”

• Si bien, se parece a gal 3:28, col. No incluye, a varón y mujer, como lo hace gálatas.

1Cor 14:33b – 35

“Siguiendo la práctica general de las comunidades cristianas, las mujeres deben guardar silencio en las reuniones de la iglesia, porque no les está permitido hablar. Deben estar sometidas a sus esposos, como manda la ley. Si quieren saber algo, pregúntenlo a sus esposos en casa; porque no está bien que una mujer hable en las reuniones de la iglesia”.

• Parece ser una inserción tardía (el v. 36, tiene más sentido si se lee con el vv. 32 y 33a “el don de la profecía debe estar bajo el control del profeta, porque dios es dios de paz y no de confusión. Tengan presente que la palabra de dios no comenzó en ustedes, ni ustedes son los únicos que la han recibido”. Por otra parte, no coincide con el tema, porque toda esa unidad se refiere a la profecía.
• Contradice a 1cor. 11:2 – 16.

1Tim 2:11 – 15

“La mujer debe escuchar la instrucción en silencio, con toda sumisión; y no permito que la mujer enseñe en público ni domine al hombre. Quiero que permanezca callada, porque Dios hizo primero a Adán y después a Eva, y Adán no fue el engañado, sino la mujer; y al ser engañado, cayó en pecado. Pero la mujer se salvará si cumple sus deberes como madre, y si con buen juicio se mantiene en la fe, el amor y la santidad”.

• Podemos intuir, que 1cor14:33b – 35 tiene su fuente en este texto.

Textos que siguen el esquema de la triada patriarcal:

? Esposas
? Hijos
? Esclavos/as

Ef 5:22 – 6:9; Tit 2: 3 – 10; Col 3:18 – 4:1. Estos textos tienen cierta semejanza con 1Pe 2:11 – 3:7

No es el esquema que sigue Pablo, como lo vimos en 1Cor 7: 15 – 16, por otra parte no hace una diferenciación de los padres e hijos/as; ni de los esclavos/as como se puede advertir en la carta a Filemón vv. 11 – 21.

4. MUJERES, DE FE

Se puede diferenciar dos clases de mujeres:

• Mujeres distinguidas:
• “…También creyeron muchos griegos que adoraban a dios, y muchas mujeres distinguidas” (Hch 17:4).
• “…Y también creyeron muchos de los griegos, tanto mujeres distinguidas como hombres (Hch 17:12).
• Mujeres que se desplegaban sus actividades en el comercio y en la manufactura, perfumes, tintura de purpura.
• “…Nos sentamos y hablamos del evangelio a las mujeres que se habían reunido. Una de ellas se llamaba lidia; era de la ciudad de Tiatira y vendía telas finas de púrpura” (16:13B – 14).

5. MUJERES ANIMADORAS DE COMUNIDADES

Textos que atestiguan su presencia:

• Hch 16:14 – 15. 40: Lidia
• Hch 16:16 – 21: muchacha profetiza (muchacha con espíritu de adivinación)
• Hch 17:34: Damaris
• Hch 18: 2- ; 18:26; 1Cor 16:19; Rm 16:4; 2Tim 4:19: Prisca o Priscila.
• Rom 16: 1 – 16: Febe,Prisca, María, Junias, Trifena, Trifosa, Pérside, madre de Rufo, Julia, hermana de Nereo.
• Fil 4:2 – 3: Evodia y Sintique
• 2Tim 1:5: la fe de Loida y Eunice




Sobre el aporte del apóstol Pablo a la teología cristiana, se puede conocer mucho, sobre todo con una lectura cuidadosa de sus cartas, llenas de vida y sembradas de detalles. A través de sus cartas, deja entrever el contenido de su predicación. Es indudable que estamos ante un intelectual, misionero y teólogo; con una capacidad de hacer teología a partir de los hechos y la problemática de las comunidades. Pablo, elabora su pensamiento a partir de lo que le va presentando la realidad.

De su vida, conocemos la trama general como brota de los Hechos de los Apóstoles; y todas sus cartas nos ilustran sobre las peripecias de sus correrías apostólicas, lo que tuvo que sufrir, y sus sentimientos íntimos anteriores a su muerte.

Sus epístolas nos hacen conocer, más aún, tocar en vivo al apóstol, con su carácter y temperamento, su vigor y su dinamismo, sus geniales intuiciones doctrinales y, sobre todo, la profundidad de su vida espiritual, centrada en Cristo Jesús, que lo encontró en el camino de Damasco.

La misión de Pablo, en un sentido común y corriente, terminó con su muerte; pero, al haber sido tomado por el Espíritu Santo como instrumento para escribir, con inspiración divina, el tesoro de sus Epístolas, continúa y continuará siendo siempre el apóstol de los gentiles y el maestro de la fe en Cristo. Como aportes a la teología cristiana podemos citar tres aspectos medulares:

LA SALVACION A TRAVES DE LA OBRA DE CRISTO

Para el Apóstol Pablo, la muerte y la resurrección de Cristo es determinante. La muerte y resurrección salva al hombre del pecado (Romanos 4:25)

JUSTIFICACION POR LA FE

En el antiguo testamento, el hombre justo era el que practicaba la ley. El que ponía en práctica los mandamientos expresados en el Antiguo Testamento. Para Pablo, las obras de la ley no pueden justificar, porque el ser humano es pecador así como también los son sus obras. Entonces se hace necesario una intervención de Dios. Este acto es la obra de Cristo, quien nos da la salvación por su gracia. Los seres humanos nos apropiamos de esta gracia de Cristo por la adhesión a la fe. (Gálatas 2:21). Es esta fe la que impulsa a anunciar una realidad que para muchos resulta «locura» y «escándalo» (1 Corintios.1:17-25): «nosotros predicamos a un Cristo crucificado» (v. 23); «no quise saber entre vosotros sino a Cristo, y este crucificado» (1 Corintios. 2:2). Sólo la fe tiene la certeza de que eso que consideran los hombres locura y escándalo es en realidad la máxima manifestación y realización de la sabiduría y de la fuerza de Dios. Cuando se anuncia con fe a Cristo crucificado, se comprueba que ese mensaje transforma y salva al que lo acoge.

Por la fe el Apóstol sabe que está engendrando a los hombres a una vida nueva (1 Corintios. 4:15), que cuando les anuncia a Cristo no sólo les alcanza creer en la verdad (2 Tesalonicenses. 2:13), sino que les abre a un horizonte de eternidad y de gloria; «para esto os ha llamado por medio de nuestro Evangelio, para que consigáis la gloria de nuestro Señor Jesucristo». (2 Tesalonicenses. 2:14)

Con la gracia de Cristo, viene el Espíritu Santo que es la fuerza del Dios resucitado que lleva al creyente a hacer buenas obras. Porque desde Cristo las obras ya nos son de pecado sino fruto de la misericordia que está presente en el corazón de los creyentes.

La ley del Espíritu, que es una ley interior, más eficaz que la exterior de las tablas esta en el corazón como fue anunciado por Jeremías (Jeremías 31: 31-33). El Espíritu nos hace participar de los títulos de Cristo (Romanos 8:9-17), que nos hace hijos de Dios (Gálatas 3:26-28).

Es necesario recalcar que esta redención, no se limita al género humano, es universal. Toda la creación participa de esta obra redentora de Cristo (Romanos 3:21).

Se posee la gracia como fruto de la unión con Cristo. Para afirmar esta unión el creyente pasa por el Bautismo que significa sumergirse con Cristo. (Romanos 6: 5-11).

PARTICIPANTE DE LA NUEVA CREACION

Con el fin de liberar al ser humano de la ley del pecado que lo domina y lo conduce a la muerte (Romanos 12:7,17) Cristo muere y resucita y envía al Espíritu para que el nuevo ser humano viva conforme la voluntad de Dios. Esto hace del ser humano Nueva Creación, (Efesios 2:15), parte de una nueva creación (2Corintios 5:17). Adán representa al pecado de la humanidad en oposición al nuevo Adán que es Cristo.

En esta nueva creación, Cristo es la cabeza de la iglesia (Colosenses 1:18)

Durante este año jubilar del Apóstol Pablo, seguramente se escribirá mucho acerca de su vida; pero hay que enfatizar que el fruto mejor que se podrá recoger surgirá a partir de la lectura, el estudio, la penetración, la contemplación, y sobre todo, la vivencia de todo cuanto leamos directamente en las Epístolas del apóstol de los gentiles, que son testimonios ardientes y llenos de vida, que invitan a transformarse y ser agentes de transformación en un mundo tan complejo y lleno de contradicciones.




Para hablar de los aportes del apóstol Pablo para este siglo XXI en el que nos toca predicar el Evangelio tenemos que tener en cuenta que Pablo tuvo un impacto poderoso sobre el mundo de ese entonces, al difundir el cristianismo más allá de los confines geográficos de Israel y del pueblo judío. Este hecho que no lo consideramos dentro de toda su magnitud, es la llave que nos servirá para enfrentarnos a este, aún, nuevo siglo Desde esta perspectiva su vida y su ministerio son un modelo para nuestra misión hoy.

HUMANO COMO NOSOTRAS

Es importante que no convirtamos a Pablo apóstol de Jesucristo en el Súper Pablo pues esto nos limita a todas y todos nosotros. Reconocerle un humano como cualquiera en sentido a las debilidades como vemos en el texto de Hechos 15,37-39

• Impulsivo, casi agresivo.
• Defiende sus derechos.
• Apela al césar.
• No fue perfecto, cometió errores.
• Consciente de su propia debilidad.
• El más pequeño de los santos.
• El más grande de los pecadores.
• Pero dios lo usó de todos modos.
• Reconozcamos nuestras faltas, reclamemos las promesas de dios para vencer y trabajemos para el señor.

TEOLOGÍA DE PABLO: MENSAJES DE ESPERANZA

El mensaje de esperanza de la teología del apóstol Pablo, en este tiempo de desesperanza, es fundamental rescatar.

Tenemos que entender en su teología la cruz de Cristo (que incluye la resurrección). En América Latina y desde luego en Bolivia la cruz se ha forjado en la experiencia del pueblo como esclavitud, hambre, dolor, muerte, etc.

Hemos de dejar de pensar que si nos aferramos a la cruz de Cristo “un día” viviremos plenamente, en la otra vida, donde los pobres se unen por el dolor de la cruz a su Salvador. Podremos vivir en la casa del Padre donde hay muchas habitaciones, Jesús preparará un lugar. Jn 14,2-4.

Nos olvidamos que Dios quiere que tengamos vida y vida en abundancia Jn 10,10 en esta vida que nos ha dado para vivir. Tenemos que recuperar la dimensión del Resucitado / la resurrección en nuestras vidas y experiencias de nuestros pueblos

• Nos reconcilió Rm 5,10
• Nos libertó del pecado y nos hizo siervos de su justicia Rm 6,18; 7,2-4
• Nos adoptó como hijos de Dios Rm 8,15-17
• Nos justificó por la fe en CristoGal 2,16
• Nos redimió por su sangre. Ef 1,7
• Nos rescató 1tim 2,6; 1pe 1,18-19

RESUMEN

Pablo proporciona un maravilloso ejemplo del hecho de que no hay límite para lo que Dios puede hacer por medio de nosotros, seres humanos aunque seamos débiles. El trasfondo y los dones singulares de Pablo le permitieron llevar las buenas noticias acerca de Jesús a un campo misionero enteramente nuevo.

En un país que constantemente está al borde del colapso total quisiera recuperar un texto que considero clave para reflexionar es el texto de Gálatas 3, 38 para descubrir entre todas y todos que estamos llamados a vivir la diversidad.

“ya no hay judío ni griego”

Obviamente quiere decir que las diferencias étnicas existen, pero no importan. Tampoco importan las diferencias de género.

“no hay varón ni mujer”.

Los privilegios de cualquier naturaleza que pongan al varón por sobre la mujer –en la sociedad y en la iglesia— violan este principio

Lo mismo ocurre con las diferencias sociales:

“No hay esclavo ni libre”

Todos somos uno en Cristo Jesús

La “igualdad, la fraternidad y la libertad” deberían haber movido a la Iglesia a transformar el mundo mucho antes de que lo empezara a hacer la Revolución Francesa.

En este texto descubrimos una perspectiva no sectaria, Pablo tuvo que darse cuenta de cuál era el Espíritu que movía a Cristo. Cuando entendió que Cristo “murió por todos”, cayó en la cuenta de que no podía seguir teniendo una actitud fanática de exclusivismo denominacional, que es lo que en este “nuevo siglo” debemos aprender a vivir.


































Virginia Quezada es Pastora de la iglesia del Nazareno, realizó sus estudios de Biblia en el Seminario Bíblico Nazareno de San José – Costa Rica Volver a la lectura


Sofía Chipana nació en La Paz – Bolivia. Es religiosa de la Comunidad Religiosas TerciariasTrinitarias. Trabaja en la ciudad de El Alto – La Paz - Bolivia. Realizó sus estudios bíblicos en la Universidad Bíblica Latinoamericana (UBL) de San José – Costa Rica. Volver a la lectura


Nelson Cabrera Poncees biblista, con mucha experiencia de trabajo con grupos. Volver a la lectura


Pinky Rivaes Laica, católica, biblista, realizó sus estudios de Biblia en la Universidad Bíblica Latinoamericana (UBL) de San José – Costa Rica Volver a la lectura